jueves, octubre 05, 2006

Desintoxicando a Superman

Mi hijo estaba demasiado pegado a Superman, "Matman", como dice él, por lo que comenzamos a desintoxicarlo mostrándole otras cosas. Habíamos comenzado el proceso cuando él se enfermo y "Hay que hacer que se sienta bien, hay que darle en los gustos" dijeron (la abuela y la tía). Para hacerle más variado el panorama lo senté en mis piernas y lo enfrenté al monitor del computador, digité YOUTUBE y a ponerle videos.
Ha visto la mayoría de los videos musicales de 31 minutos, el risueño Elmo TMX, Pat y Stanley y a una obsesiva tejedora. También algunos videos de Superman, sólo esos días en que estuvo muy mal, en los siguientes solo los primeros. Le bajó algo su fascinación extrema. Incluso hemos descubierto que nuestro hijo es "Malo", se ríe si alguien se cae o si recibe un pelotazo. Lo que hace preguntarme:
¿Desde que momento nos reímos de la desgracia ajena? ¿O somos así desde el vientre materno, o antes y la risa –o el objeto de nuestra risa- viene en los genes y cuando entramos en sociedad la controlamos?
Volviendo a mi hijo, después vino el cumpleaños donde recibió algunos regalos relacionados con el último kriptoniano: una pelota, un muñeco, un vaso y una polera -que se la dimos nosotros-. También recibió otras poleras de superhéroes que le han gustado, Los increíbles y Spider-man (aunque el cree que es un Power Rangers).
Notamos que le ha bajado su obsesión, ahora pide videos de 31 minutos y Matman... claro que el matman que pide es un corto de Pat y Stanley (Un perro y un hipopótamo, no sé cuál es cuál), que le hace reír los últimos segundos. La pongo junto a esta entrada... la razón por la que le llama Matman es por que el perro "Vuela". Juzguen.



1 comentario:

Xavier dijo...

Yo creo que el hipopotamo es Stanley... no se, me suena medio gay... pero lo mismo me parecen winnie the pooh y similares, asi que ve tu a saber....


X